Para un niño que crece

 

Un dormitorio alegre para el peque de la casa.

La decoración de este dormitorio infantil para un niño de un año, del cual quería que perdurara hasta los 6-8 años, pudiendo adaptarlo en un futuro a otro estilo sin cambiar apenas mobiliario.Se apostó por tonos vivaces del azul y el rojo, siempre con la base del blanco, de ésta manera, se podrá variar la decoración en el futuro sin incurrir en grandes gastos.