Dónde meto a los invitados

 

Coqueto dormitorio, pero con encanto.

Se trataba de crear un gran dormitorio de invitados en una pequeña estancia abuhardillada, imprescindible un gran armario.Se apostó por un estilo sencillo y alegre, jugando con las tonalidades blancas contrastando con el rojo, del cual era muy amante su propietaria.
Muchos armarios y cama-nido, para que puedan venir tambiñen parejas…